BIENVENIDO.



Bienvenido a mi Blog, en este espacio encontrarás datos e imágenes de invaluable valor histórico de la ciudad de Acayucan. También comentarios y temas que considero son del interés general. Te invito a que expongas ante la opinión pública, narraciones y/o gráficas de sucesos políticos y sociales que enriquezcan nuestra historia local.

sábado, 1 de febrero de 2014

SANTANA RODRÍGUEZ "SANTANÓN".

     Santana Rodríguez Pérez, mejor conocido como Santanón, nació en el año 1870 en San Juan Evangelista, Ver. (El Decreto No. 245 del 17 de enero de 1930 impone a la entonces villa de San Juan Evangelista el nombre de “Santana Rodríguez”, pero el 24 de abril de 1939 se restituye el primer nombre, a causa de la inconformidad de sus pobladores).  A varios años de su muerte, el nombre del líder guerrillero y precursor de la Revolución, sigue escuchándose en la región. Algunos historiadores lo mencionan como un guerrillero y otros, inmerecidamente, como un bandolero y asesino, lo cierto es, que Santanón fue un revolucionario.  Perteneció al 25º Batallón federal del cantón de Minatitlán y que dependía de la 9ª zona militar de Juchitán, Oax., del que desertó para encabezar a un grupo de rebeldes al régimen, luego decide enrolarse al Partido Liberal Mexicano.  Su fama inicia cuando en los periódicos de la capital del país se reseñaban los combates que sostenía en contra del ejército porfirista, incluso Salvador Díaz Mirón, poeta y quien había sido diputado federal, recorre la zona sur del estado para enfrentarlo, pues el director del periódico El Imparcial, aliado al porfirismo tildaba al revolucionario de bandido considerándolo “un digno rival”, el autor de Lascas fracasa en su intento y en algunos periódicos de la capital se ridiculizó la escaramuza del bardo publicando un epigrama del periodista y escritor Juan José Tablada:

   Hay “puetas” de guitarrita
                                      Hay “puetas” de guitarrita
                                      unos van a Santa Anita
                                      y otros van a Santanón.        

     El apodo de Santanón se debía a su corpulencia, de tez oscura, ciento noventa y seis centímetros  de estatura, manejaba con perfección la carabina 30-30, el revólver calibre .44 y la carabina Rémington, era afecto al “bel canto” cargaba siempre, entre sus pertenencias, un fonógrafo con discos de la soprano italiana Luisa Tetrazzini. “El 19 de julio de 1910 celebró un convenio con Cándido Donato Padua, quien era el segundo en mando con Hilario C. Salas para adherirse, junto con varios jefes revolucionarios, al Partido Liberal. El pacto de unión a la causa magonista fue celebrado en la casa de Pedro Carbajal, en Mata-Canela, en las cercanías de Catemaco, Salas se encontraba en Tlaxcala, allá le fue llevado el documento, firmándolo éste, P. A. Carbajal y Samuel A. Ramírez. El 20 de septiembre de ese mismo año recibe del Partido Liberal los nombramientos de Delegado Especial y de Comandante de las fuerzas liberales en el Sur de Veracruz” (El Dictamen No. 8008, Pág. 7, 22 de febrero de 1930). El Tigre de la Sierra recibió el cargo de general. El 4 de octubre el gobernador Teodoro A. Dehesa es informado por Luis G. de la Torre, comerciante tabacalero de San Andrés Tuxtla, que Santanón había recibido un embarque de armas en las costas de arrecifes entre Sontecomapan y Puerto México, ese mismo día el gobernador Dehesa confirma la noticia al presidente Díaz (Telegrama No. 3777, 04 de octubre 1910. Remitente: Luis G. de la Torre. Destinatario: Teodoro A. Dehesa.). El 16 de ese mismo mes, los rebeldes encabezados por Santanón sostienen un enfrentamiento con las fuerzas del estado y huyen hacia la sierra, Porfirio Díaz había mandado ya cien hombres de la zona militar de Juchitán para combatirlo (Telegramas No. 3259, 02 de septiembre 1910. Remitente: Porfirio Díaz. Destinatario: Teodoro A. dehesa; y 3977 de 16 octubre 1910, Remitente: Teodoro A. Dehesa. Destinatario: Porfirio Díaz). Muere el 17 de octubre de 1910 durante un enfrentamiento con las fuerzas porfiristas al mando del coronel Aureliano Blanquet, cuando intentaba esconderse en la región de Huazuntlán, municipio de Mecayapan, después de pretender tomar Puerto México. (Telegramas No. 4020, 18 de octubre de 1910, Remitente: Isidro A. Mortero. Destinatario: Porfirio Díaz, y No. 4025 del 19 de octubre del mismo año, Remitente: Teodoro A. Dehesa. Destinatario: Porfirio Díaz). El sargento de rurales Francisco Cárdenas fue quien lo asesinó en la emboscada y por este hecho es ascendido a comandante, el mismo que asesinara vilmente a Francisco I. Madero (El morelense Aureliano Blanquet estaba a cargo de las fuerzas regionales del 29º Batallón del ejército, fue uno de los principales militares que aprehendieron y dieron muerte al presidente Madero en 1913, lo que le valió que Huerta lo ascendiera a general brigadier. En el batallón de Blanquet se encontraba también el coronel Manuel Jasso). A la muerte de “Santanón”, el jefe político de Acayucan era el Lic. J. M. Camacho y el Lic. José Segundo Gómez Cabral, Juez de Primera Instancia. Santanón fue abatido junto con nueve de sus correligionarios, entre éstos se encontraba Eduardo Díaz, su brazo derecho. El licenciado Gómez Cabral, quien era de origen yucateco, designa en las diligencias para reconocer el cuerpo al farmacéutico José María Leyva y al médico cantonal Roberto Moscosso quien era originario de Texistepec, Ver., así como a Celestino Álvarez quien era el fotógrafo del pueblo. Las diligencias en donde se examinaron los cuerpos se llevaron a cabo el día 18 de octubre de 1910, a las cuatro de la tarde en el Panteón de Acayucan. En la diligencia de reconocimiento del cuerpo de Santanón  se asentó: “se reconocieron las lesiones que presentaban los cadáveres, Santanón tenía una lesión situada en el frontal derecho en la línea donde comienza el nacimiento del cabello, atravesando el proyectil toda la masa cerebral y saliendo la intersección del parietal derecho y el occipital; otra en el hombro derecho, con salida en el omoplato del mismo lado; otra en la línea media del esternón, teniendo su salida a cuatro centímetros  de la anterior, y con una salida a diez centímetros de la otra; otra situada desde el labio superior hacia la oreja derecha, habiéndole trozado en su longitud, parte del maxilar superior. Que todas fueron interferidas con arma de fuego, excepto la última, que lo fue con instrumento cortante. Que la primera, última, y cuarta heridas, pudieron haber determinado por sí solas la muerte de Rodríguez Pérez, quien, además presenta dos cicatrices de lesiones muy antiguas; una situada en el dorso del antebrazo izquierdo, arriba de la muñeca y la otra atrás de la oreja del mismo lado al pie del pabellón; notándose también la mano izquierda menos desarrollada de la derecha”. Fueron llamados para reconocer el cuerpo de Santana Rodríguez los señores Francisco Ortiz, ingeniero  José E. Cacho, Francisco S. Lara y José María Pérez, vecinos de la ciudad de Acayucan; el Policía sayuleño Pedro Marcial y el señor Pedro V. Gómez, vecino de San Juan Evangelista. Todos ellos declararon al comparecer ante la instancia judicial, haber conocido a la madre del guerrillero, que se llamaba Mariana Pérez y que vivía en la finca “El Laurel”, perteneciente al municipio de San Andrés Tuxtla, Ver.

Nota: Algunos historiadores lo mencionan como José Santana Rodríguez y para otros, el segundo apellido del rebelde es Palafox, por lo que considero que lo correcto debe ser Santana Rodríguez Pérez, en virtud de poseer el acta ministerial de reconocimiento del cuerpo, y en donde algunos lugareños manifiestan haberlo conocido a él y a su madre.


BIBIANO-LANDERO RUBÍN, IVÁN CUAUHTÉMOC. ACAYUCAN. RETRATO DEL PODER; Imágenes del Pasado. Editorial Robles. 2013. Coatzacoalcos, Ver.





No hay comentarios: